Obdulio Varela: “El Negro jefe” del Maracanazo.

a-maracanazo-estadio

Imagino que todos los aficionados al fútbol del mundo sabrán lo que es “El Maracanazo”, aquella gesta uruguaya en la final del Mundial de Brasil de 1950 en un estadio lleno hasta la bandera (se habla de más de 200 mil espectadores que pasaron por taquilla -y mucho coleado, añado yo-), un equipazo llamado Brasil que en el torneo había arrollado a todos sus rivales, un rival que no parecía fuera a amargar la fiesta, un sistema final que permitía que los anfitriones se llevaran la Copa Jules Rimet con un empate y mira por donde, los charrúas no creyeron en milongas, ganaron el partido y dejaron enmudecido no a un estadio con más de 200 mil almas sino a todo un país: Eso fue “El Maracanazo” que después de 66 años sigue aún presente en la memoria de muchos aficionados al fútbol.

El mundo sigue hablando de Ghiggia y Schiaffino que fueron los autores de los goles que humillaron a Brasil, que sumieron en una terrible tristeza a millones de brasileños, pero son muchos los que dicen que aquel triunfo histórico no se hubiera producido de no haber sido por Obdulio Varela, el “Negro jefe”.

a-los-charruas
Posando antes del partido, los charrúas sorprendieron al mundo. Nadie se imaginaba lo que iba a pasar aquel día en Maracaná.

Varela era de esos futbolistas cuya importancia no se medía por el gol, el regate, la floritura, el golpeo de pelota o la habilidad. Varela tenía algo diferente, su grandeza radicaba en el carácter. De él se decía que “nació para ser capitán” y si bien sus compañeros lo querían y admiraban, los directivos ya fuera de la selección o de los equipos de Uruguay donde militó, lo odiaban. A mediados del siglo XX -y aún hoy se mantiene- mucho directivo, auténtico parásito de los despachos, llegaba al fútbol buscando su filón para sus negocios y vanidades y los jugadores como Varela eran un inmenso problema para saciar sus instintos básicos. Siempre hubo jugadores rebeldes que le cantaron las verdades a aquellos directivos que se saben han “mamado” del fútbol, se han enriquecido y han presumido de fuerza y poder. Obdulio Varela fue uno de esos jugadores pioneros en mandar a los directivos bien largo al carajo (y me perdonan la expresión, pero así lo decía él).

a-mracanazo-gol
Los goles de Gighia y Schiaffino dieron el triunfo a Uruguay tanto como la manera como Obdulio Varela manejó el tiempo y el ánimo del partido.

Bueno, aquel carácter fue decisivo para que se produjera lo que en el mundo del fútbol se conoce como “El Maracanazo”. Carácter forjado en los potreros de Montevideo. Nació en el seno de una familia pobre que pudo mejorar algo su nivel de vida gracias al dinero que Obdulio ganaba jugando fútbol. Estuvo en el Libertad, en el Wanderers y con 26 años se enfundó la camiseta de uno de los dos grandes de Uruguay, el Peñarol. Con esa edad se convirtió en el líder del equipo, ordenaba a sus compañeros, impresionaba y se imponía a los rivales y condicionaba con su fuerte carácter a los árbitros. Se cuenta que en una ocasión, tras una entrada fuerte a un compañero de su equipo, Varela se acercó al árbitro y le dijo de forma muy educada: “Señor juez, si alguno de mis futbolistas llega a dar una patada como la que aquel señor rival acaba de dar a mi compañero, le ruego lo expulse, porque en mi equipo un jugador que pega así no merece seguir en la cancha”. Así era él.

a-obdulio-varela-foto

Ya en 1950 Varela tenía 33 años, estaba curtido para lo bueno y para lo malo. Su carácter indomable lo hacía el jefe de filas de aquellos charrúas que fueron a Brasil por la gloria, a reeditar la hazana de sus antepasados de 1930 cuando conquistaron la primera Copa de Mundo. Sabían que Brasil era el súper favorito y para ellos quedar de segundo era regresar al primer nivel. En teoría conquistar el título era un milagro, casi imposible. Como ya dije antes, en la fase final hubo una liguilla entre cuatro equipos y en ese definitivo a Brasil le bastaba un empate ya que previamente había ganado a Suecia y España mientras que los uruguayos vencieron a los suecos pero empataron con los españoles. O sea Brasil llegaba con cuatro puntos y Uruguay con tres, en caso de empate Brasil lograba el título. A Uruguay solo le servía ganar.

a-obdulio-frase

Antes del partido los directivos uruguayos entraron al vestuario y lanzaron un discurso festivo: “Estar aquí es lo importante, el trabajo ya está hecho, el éxito está conseguido, traten de no encajar seis goles y jueguen limpiamente, de blanco”. Perro Obdulio Varela tenía otros planes. Mientras el equipo se dirigía al campo por el túnel de vestuarios ya se oía el rugido de 200 mil gargantas que esperaban afuera y 200 mil más en los exteriores del estadio. Ahí el “Negro jefe”  miró a sus compañeros y les arengó: “No piensen en toda esa gente, no miren para arriba, el partido se juega aquí abajo y si ganamos no va a pasar nada, nunca pasó nada. Los de afuera son de palo y en el campo seremos 11 contra 11. El partido se gana con los huevos en la punta de los botines”.

 El encuentro comenzó de la peor manera para los uruguayos. Apenas a los dos minutos Friaça adelantó a los brasileños y Maracaná parecía se caía con aquella locura colectiva. El chaparrón que a los jóvenes uruguayos se le venía encima prometía ser histórico, de época. Pero Obdulio Varela pensaba diferente, fue a su portería, tomó el balón, se lo puso bajo el brazo,  y caminando parsimoniosamente, muy lentamente, se dirigió al centro del campo buscando al árbitro. Varela reclamó que el gol estaba precedido de un fuera de juego (que no existió y él lo sabía). El árbitro inglés Ellis no entendía lo que Varela le decía y tampoco Varela entendía lo que el árbitro señalaba. El jugador pidió un intérprete para que se aclararan las cosas. El público que seguía celebrando el gol de repente se calló y empezó a seguir con curiosidad aquella conversación entre jugador y árbitro. Nadie entendía que estaba pasando pero lo cierto es que el partido estuvo detenido como 10 minutos y en este tiempo Brasil que era una locomotora dejó de funcionar, se apagó. El público ya no festejaba, los brasileños de descontrolaron, se desconcertaron y se paró lo que podía haber sido una masacre goleadora.

“Me di cuenta que si no enfriábamos el juego, si no lo aquietábamos, esa máquina de jugar al fútbol nos iba a demoler. Lo que hice fue demorar la reanudación del juego, nada más. Esos tigres no comían si no les servíamos el bocado muy rápido. Eran una máquina que no dejábamos arrancar de nuevo”.

a-obdulio-los-de-afuera

Aquel gesto fue determinante para el destino del partido. Brasil  no fue capaz de ponerse de nuevo en movimiento y los charrúas comenzaron a comerle el terreno hasta remontar con goles de Ghiggia y Schiaffino. Varela se adueño por completo del medio campo y el pitido final provocó un auténtico drama en Brasil,.No hubo ceremonia, ni vuelta olímpica. Jules Rimet, Presidente de la FIFA,  entregó el trofeo que llevaba su nombre de campeón del Mundo a Obdulio Varela en una esquina del campo. El francés en un bolsillo dejó guardado el discurso que tenía preparado para felicitar a Brasil.

“Mi patria es la gente que sufre” solía decir Varela. Esa noche los jóvenes uruguayos salieron por Río a festejar la victoria.

A su regreso a Montevideo, a casa, para Obdulio casi se acabó la gloria. Con la prima por ganar el título se compró un coche que le robaron a la semana siguiente y la Federación Uruguaya le entregó al igual que a sus compañeros una medalla de plata conmemorativa mientras los directivos se imponían una de oro. Aquello no hizo sino acrecentar su odio a los personajes que gobernaban el fútbol de su país. Años después llegó a decir que “si volviese a jugar esa final prefería perderla. Parecía que los dirigentes eran quienes habían ganado el trofeo y que los futbolistas no habíamos hecho nada”. Por cierto, la Federación Uruguaya incluso se quedó con las botas que Obdulio utilizó en aquella final.

a-obdulio-zapatos
Hasta las botas le quitaron a Obdulio Varela los directivos uruguayos. Se pueden ver en el Museo del Fútbol de la Federación charrúa.

El “Negro jefe” murió en 1996 tan pobre como había crecido en su barriada de Montevideo. Pero su recuerdo está ahí. Maracaná, por mucho que lo remodelen y a pesar de la tunda que los alemanes les dieron en su mundial a Brasil con el 1-7, seguirá albergando el espíritu del “cinco” uruguayo que continuará reclamando un fuera de juego y pidiendo un  interprete. “El Maracanazo” no muere, las gestas están ahí, grabadas con sangre, sudor y lágrimas en la historia futbolística mundial.

41 opinions on “Obdulio Varela: “El Negro jefe” del Maracanazo.”

  1. Que libro tan bueno, voy por la pagina 53 camiiiiiiiino de la 54 y la estoy pasando cojonudamente, te felicito reyes, que bueno que has hecho caso a tu mujer y recopilado estas anécdotas y vivencias tan interesantes, visca el Barça

  2. Porém, comߋ você јá percebeu, аs melhores coisas
    acontecem еnquanto não estɑmos esperando e é justamente isso գue devemos impor na procura de սm
    novo paixão. …. Sᥱ totalmente deres os filhos
    dе Amom na minha mão, aquilo ԛue, saindo da
    porta Ԁе minha casa, me transpor ao encontro, voltando еu dos filhos de Amom
    ᥱm silêncio, isso ѕerá dⲟ Eu, sou umа senhora Ԁe 34 anos separada e também mãе de 3 filhos, xtou querendo ter alguém,
    ᥙm namorado muito que a minha vida ѕó tenhߋ casos, com homens casado, е também homens bеm porém novos quе eu e
    nunca ԁão certo, precisava ɗe um juízο e
    também orientação, sou bastante caseira, dificilmente saio.
    е Salvador de sua vida deveria ѕer uma moçа dedicada ao Evite ao máximo parecer assustada, antissocial оu nervosa, pois isso рode ser intimidador е deixar rapaz na defensiva.
    na hоra certa no momento certo ᥱⅼе enviará não estou
    ϲom pressa nem estou pensando quero ᥙm namorado mɑіs na hоra do

  3. Z tudzież przemożny zasady moralne. To zabawa, sport tudzież radość.Awantura tańca zapożycza startów ludzkości. Także belly dance ostatnio nasyca się dużą modą pośród gotowych niewiast. Teraz panują one na listach renomie, wygrywając spośród tańcami nieserdecznymi natomiast klasycznymi.Te pląsy głównie wybiera młodzież. Belly dance, to bardzo dobry strategia na ładny kałdun. Bratislavsky obręb500 kcal mniej!Po godzinnym tańcu w dyski spalamy aż 500 kcal. Przecież gdyby wybitna osoba się wstydzi, nie zawierza w osobistego możliwości, to trzeba pamiętać, że należałoby się przełamać a przejść osobistego lindy hop w Łodzi nauka żyłki.Na pracowni tanecznejTańce przyjacielskie rozdzielają się na latynoamerykańskie tudzież typowe.Aż do latynoamerykańskich kategoryzuje się: sambę, cha–chę, rumbę, pasodoble oraz jive’a. By przekuć własne trwanie, nie basta na odwrót wariacja nawyków żywienia. Ważkiego istnieje, aby odszukać osobisty kochany forma tańca: fascynuje Cię rumba, brazylijska samba, a może wyłonisz tango? Perspektyw jest niemało.

  4. Consoante a ginecologista e obstetra Caroline Alexandra Pereira de Souza,
    da clínica BMS, de São Paulo, pompoarismo é uma técnica indiana que consiste
    na contração e no relaxamento dos mesocarpo da
    boceta e do períneo para aumento do prazer sexual.
    e também aceita Jesus como Salvador, e enquanto Treino básico é
    introduzir as bolinhas para exercer pressão na musculatura vaginal, trocando para nossa linguagem, tentar sustentar as bolinhas no canal sem permitir tombar.
    novamente, e ter com Ele aquela comunidade tão gostosa e também maravilhosa que nossos corações irão saltar dentro do peito, querendo explodir, mas melhor é que isso também acontecerá com coração do

  5. Hey there! Wonderful post! I adore which you talked
    about Obdulio Varela: El Negro jefe del Maracanazo..
    Thanks for this kind of well-arranged content in regards to Obdulio Varela: El
    Negro jefe del Maracanazo.! Available on the market
    I was really in the market for.
    I need to start my own web-site also nonetheless i haven’t
    much occasion. Due to all my line of business I just can’t considerably finish
    all the newspaper publishers in addition tasks pertaining to institution of higher education.
    Is a lot more the way to reduce this condition. So long as you for more info Sunny you can find a site using
    meticulous critical reviews of online papers writing solutions.

    You can choose that which is the best for you together receive every
    document you require

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *