Objetividad periodística en el fútbol

pildoras_futbolisticas_150pxEn el periodismo que yo hacía, cuando transmitía un partido de fútbol trataba de ser objetivo e imparcial. Mucha gente sabía que yo era madridista, aunque nunca lo decía, pero no por ello dejaba de ser, en lo posible, apegado a la verdad de lo sucedido en un terreno de juego. Debe ser que uno hacía televisión para todos, a diferencia de las televisiones y radio locales de España donde lo que importa, única y exclusivamente es el equipo de casa. Ayer en la tarde vi en tv, como digo en comentareyesalamo.com, un partido de Juventus-Real Madrid del 86. Al terminar el mismo sintonicé la Televisión Canaria con el partido Tenerife-Lugo y me puse a escribir el artículo que luego puse en el señalado blog. El televisor está a dos metros de la mesa donde tengo la computadora (ordenador para los de aquí) y de vez en cuando echaba un vistazo mientras escribía. Vi que a Maxi le anularon un gol por fuera juego y ya al final los gritos del narrador y comentarista llamaron mi atención porque hubo penalti a favor del Tenerife. Menos mal, pensé yo, los tres puntos son indispensables. Lo lanzó Vitolo y aunque el portero gallego tocó la pelota, esta entró. ¡Gooooooooool del Tenerife! Qué bueno, tres puntos para la buchaca. Termina el partido y me pongo a ver el Málaga-Elche y al medio tiempo me voy a la cama cansando de tanto fútbol. ¿Y dónde está la noticia? En que ahora en la mañana al levantarme veo en la prensa tinerfeña que el Tenerife logró un empate agónico. O sea, que un minuto antes del “gooooooool” de penalty del Tenerife, el Lugo había anotado. Y yo, a un metro y piquito del televisor no me enteré. O estaba muy concentrado en lo que escribía (cosa que dudo) o el narrador y comentarista de la Televisión Canaria no dijeron ni pío. Marcó el Lugo y omitieron tan siquiera decir “golito”. Bueno, en descargo de ellos hay que señalar que todas las televisiones autonómicas deben ser iguales con sus transmisiones: cantar a pulmón abierto, a todo gañote los goles de su equipo, y no pararle a los del rival. ¿Pasa eso con Tele Madrid, con la Televisión Gallega, con la TV· catalana, con la andaluza, la valenciana, asturiana, las demás? Espero que los amigos de esas regiones me lo comenten. Si sé que en Venezuela, donde transmití tantos años, tanto en radio como en tv se cantaban por igual, con el mismo tono de voz, con el mismo alarido en algunos casos, el gol fuera de quien fuera. Por lo menos en el fútbol internacional y campeonato local, que no me imagino yo en un Venezuela-Colombia hoy día, por ejemplo, que los naradores venezolanos den la misma jerarquía a un gol de la Vinotinto que de los vecinos. Pero uno cosa si estoy seguro, el gol del rival no se cantará con tanta alegría, pero por lo menos se reseña. ¿Objetividad periodística? En aquellos años en un par de temporadas integré el equipo de narración de radio de los partidos del Galicia, y jugara contra quien jugara (Italia, Portugués, Portuguesa, Estudiantes, Falcón, Anzoátegui, Canarias, Lara, Táchira, San Cristóbal, Valencia, Zulia) los goles tenían el mismo sentido, la misma reseña, el mismo grito, la misma alegría. No importaba fuera del Galicia o del rival, el gol era gol y punto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *